Sala de la Materia Sala de la Materia Sala de la Materia

SALA DE LA MATERIA

 

Desde el Big Bang, la materia de la que está hecho el universo se ha ido transformando y evolucionando hasta originar todo lo que vemos: ¡incluso a nosotros mismos y todos los elementos de esta exposición!

En la Sala de la Materia, podrás descubrir esta transformación a través de cuatro grandes ámbitos: Materia inerte, Materia viva, Materia inteligente y Materia civilizada.

gratuita
Mándaselo a un amigo o amiga

"SOMOS UNA VARIEDAD AVANZADA DE MONOS EN UN PLANETA MENOR DE UNA ESTRELLA MEDIA. PERO PODEMOS ENTENDER EL UNIVERSO. ESO NOS HACE ESPECIALES."

STEPHEN HAWKING

El universo está hecho de una materia que ha logrado adquirir diferentes niveles de complejidad a lo largo de sus 13.800 millones de años de historia. Cuatro grandes etapas marcan su evolución: del origen del universo, a la aparición de la vida; de la aparición de la vida, a las primeras neuronas; de las primeras neuronas, a la inteligencia simbólica, y de la inteligencia simbólica, a la emergencia de las civilizaciones.

Cada una de estas etapas da contenido a los cuatro grandes ámbitos de la exposición: Materia inerte, Materia viva, Materia inteligente y Materia civilizada. Visitando este espacio podrás realizar un recorrido por la evolución de la materia siguiendo los hitos fundamentales de la historia de nuestro planeta, el único, que sepamos a día de hoy, donde la materia se ha transformado en vida inteligente.

DEL BIG BANG A LA CIVILIZACIÓN

Los datos científicos estiman que el inicio del universo tuvo lugar hace 13.800 millones de años, en lo que conocemos como el Big Bang, la “Gran explosión”. El Big Bang creó el espacio y el tiempo, inició la expansión cósmica y liberó una tremenda cantidad de energía, iniciándose así la historia de la materia. Al principio, el universo estaba tan caliente y era tan energético que sus ingredientes eran poco más que un plasma ardiente y caótico, sumido en la más completa oscuridad. Pero el descenso de las temperaturas asociado a la expansión permitió que la materia empezara a transformarse. Organizándose en átomos primero, liberando a los fotones responsables de la luz a continuación, creando estructuras desde entonces.

¿QUIERES RECIBIR TODAS LAS NOVEDADES SOBRE COSMOCAIXA PUNTUALMENTE EN TU CORREO?

En sus primeros estadios, la materia era inerte. Tras formarse los protones, neutrones y electrones, se constituyeron los átomos de los elementos más ligeros, el hidrógeno y el helio. Más tarde, aparecieron las primeras estructuras cósmicas: estrellas, galaxias… Alrededor de algunas estrellas se formaron sistemas planetarios. Como el sistema solar, en el cual nuestro planeta, la Tierra, situado a la distancia justa del Sol, pudo reunir las condiciones ambientales óptimas para la aparición de la vida. A partir de las moléculas orgánicas simples, la materia viva, sometida a las leyes de la selección natural, evolucionó hasta dar lugar a una diversidad extremadamente compleja. El desarrollo del sistema nervioso condujo a la inteligencia, y con la aparición del Homo sapiens, la materia alcanzó un nuevo estadio evolutivo: la materia civilizada.